La gran historia del judo

Compártenos:

El judo recibe este nombre ya que procede del término japonés que significa “sendero de la elasticidad, de la suavidad o sendero apacible”. El Judo fue desarrollado por el doctor Jigoro Kano a objetivos del siglo XIX, sobre la base de los procedimientos de autodefensa orientales de los samuráis, que combinó el estilo y las técnicas del jujitsu para hacer la novedosa disciplina.

El doctor creador del Judo cuando poseía veinte años, fundó el primer kodokan o más conocida en la actualidad como “escuela de judo” en el año de 1882, en la ciudad de Shitaya. Se transformó en un maestro distinguido y estableció la filosofía oriental del judo que sostiene que debe hacerse un entrenamiento mental y físico para hallar que la cabeza y el cuerpo estén en un estado de armonía y equilibrio, criterio primordial en la mayor parte de las artes marciales. Ingresó el inicio de tskuri-komi.

Cronología del Judo desde sus inicios

  • En 1890, el judo se encontraba ya arraigado en Japón y se realizó de manera rápida habitual. Cada una de las más importantes autoridades Educativas de Japón lo adoptaron como deporte oficial, además de la policía que lo ha incluyo en sus programas de entrenamiento.
  • En el año de 1905, la policía de París también lo incorporó en sus programas de entrenamiento.
  • En el año de 1918, se estableció el primer club de Judo reconocido en Europa. Fue el Budokway, en Londres, fundado por Gunji Kozumi (1885-1965).
  • En 1926 se llevó a cabo el primer acercamiento en todo el mundo entre el Budokway y la selección alemana.
  • En 1930 se empezaron a celebrar los primeros campeonatos de Japón. A comienzos de la II Guerra Mundial el judo ya era el deporte nacional.
  • En 1949 se fundó la Organización Británica de Judo y la Unión Europea de Judo.
  • En 1951 se desarrolló la International Judo Federation.
  • En 1956 se han realizado los primeros campeonatos de todo el mundo en Tokio, y desde 1965 se han celebrado cada dos años.
  • Desde 1964 es considerado deporte olímpico, en los Juegos Olímpicos de Tokio, se agregó al programa, al principio en tres categorías de peso…
  • En 1980 se han comenzado a hacer los campeonatos femeninos.
  • En 1988, en los Olímpicos de Seúl, se introdujeron pruebas de demostración femeninas y se transformó en deporte oficial en 1992.
  • Hoy en día el judo es un deporte en todo el mundo que tiene bastante más de 10 millones de practicantes a nivel mundial, y mantiene en su práctica la terminología inicial de Japón.

El inicio del judo se enfoca en hallar la máxima efectividad con el mínimo esfuerzo. Las categorías en judo se dividen en grados Kyu (alumno) y Dan (maestro). El nivel más prominente viable es el décimo segundo Dan, conseguido únicamente por Jigoro Kano, su constructor y el exclusivo Shihan (doctor).

El más prominente nivel alcanzado más adelante es el cinturón rojo, conseguido por sólo trece hombres de 10º Dan. Los colores del cinturón para los grados del Dan son: 1º al 5º Dan, negro; 6º al 8º Dan, rojo y blanco; 9º al 11º Dan, rojo; y 12º Dan, blanco.

Las categorías masculinas están divididas en 10 escenarios, por el peso del judoka, en tramos de peso desde bastante más de 95 kg a menos de 60 kg. Las femeninas muestran 7 escenarios, desde bastante más de 72 kg a menos de 48 kg de peso. En las pruebas olímpicas y campeonatos de todo el mundo existió siempre una enorme superioridad de Japón en las categorías masculinas, en cambio entre las mujeres, han sobresalidos las británicas, las latinoamericanas y españolas.

La aptitud de padecimiento es una propiedad de todos los judokas; y tienen que tener además de buena condición física, enorme elasticidad, agilidad, eficacia de movimientos, poder de adelanto, y aprovechamiento de la fuerza del opuesto para desequilibrarlo.

Los judokas (2) se combaten sobre un tatami o sector de competición, que puede medir entre 14 por 14 y 16 por 16. Hablamos de un área blanda que amortigua claramente los probables golpes y caídas bruscas.

Una propiedad de todos los que practican el judo es el autocontrol personal, y el respeto al opuesto y el reglamento. Como en la mayor parte de los deportes orientales de pelea, la deportividad está por arriba de todo.

Compártenos: